miércoles, 23 de diciembre de 2015

Regala ESPERANZA. NEcesarias PALabras, por los niños de Nepal.

Escucho el sonido del espacio profundo
Oleadas oceánicas se acercan a tu órbita
Sentenciando el mañana.

 TEMBLOR
A la tierra y sus temblores
Océanos y mares buscan su origen.
Bailando al compás de las olas
elevan plegarias de espuma
mientras la tierra desgarra la piel
y sesga cuerpos borrando sueños.
el mundo, se vende al mejor postor.
Las piedras vibran con el sonido de tu nombre
impregnadas de un profundo olor a metal.
Por las calles empedradas, se pasea la tristeza
empalando con cemento, adobe y arena
la esperanza que musita en un suspiro.


NEPAL
Amanece un turbio día
Sin ráfagas de luz y color,
punzante terror destruye las esquinas
después de una larga noche sin vigilia.
Los cielos no cantan… la tierra tiembla,
extraños espasmos absorbe embriones
en pura contracción,
apocalipsis de polvo y cenizas
puerperio de sombras y dolor.
Ahora,  el hombre tiene la llave.
Extendamos los brazos
construyendo con barro nidos de golondrinas
que ahuyenten  el hedor que perfuma el extraño paraíso
que destruyó Katmandú.
Se acabaron los jardines, los pétalos y la flor
El mundo se trago las margaritas
Reguemos las semillas con amor.

 Gracias a todos los que cedieron sus derechos y participaron en esta bella obra que ya tiene premio: EL PREMIO AL PROYECTO SOLIDARIO. 
Mercedes Dueñas 


martes, 24 de noviembre de 2015

PAZ, Respeto y Armisticio.

Guardo en mi piel las cicatrices que la vida me regaló.
En el alma: el dolor, la impotencia y humillación
que la maldad del hombre me otorgó.
¡Aun así, ruego al SER o al sujeto, respeto y armisticio!
Tristemente no bastan las palabras
no hay vuelta atrás, en mentes desgastadas,
la esperanza se pierde entre las grietas
el lodo sustituye los vergeles, y los charcos
embarran las callejas -olor ferroso las perfuma-
no hay aserrín que absorba tanta sangre,
ni árboles que resistan tantas cuerdas.
El mundo está al revés...
y no hay nadie que frene esta contienda.
Solo unos pocos gritan a los vientos...
generosos lamentan los destinos,
dicen basta a tanto desatino.
Poetas que lamentan el destierro,
hombres de bien con restos de conciencia.
Mientras otros se ponen cartelillos,
maestros de la nada con librillos...
cantan amores que jamás han conocido
alabándose así mismos... mediocres esperpentos,
comparten sin juicio ni armisticio
lamentos de contiendas inventadas.
Fracasos y vergüenzas de si mismos.
No recuerdan que la memoria es infinita
y todos recordamos los cuchillos, las lanzas,
las nubes, las tormentas y el granizo.
Pero llegó la hora de clamar ¡Paz, Respeto y Armisticio!.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Somos... polvo.

Rompiose en mil pedazos
expandiendo amor al infinito
y jamás volvió a ser la misma.
Principalmente porque 
no confunde amor con sexo,
ni perdón con olvido.
Quién dijo que las piedras no sienten, 
qué la roca es dura; si la persistencia del agua
la suaviza y cambia y los temblores la resquebrajan.
Quién dijo qué no tiene memoria, qué no habla?
¡Cada partícula cuenta una batalla!
Todo es moldeable... 
solo depende de la persistencia 
y fuerza que la luz ponga en la batalla.

¡Somos polvo, arcilla, agua y esencia en recipiente de plata
que moldea su mundo a su imagen y semejanza!

"Pulvis eris et in pulverum reverteris"
"Energy estis et retornaras"

jueves, 17 de septiembre de 2015

Para MARÍA.

¡Un nuevo amanecer comienza!


¡Mi María!

   Había mil latidos antes de saberte
Mil y un cuentos me hablaban de ti
Un baile se palpaba en mi vientre
Danza sempiterna de tu hálito habitando en mí.

   Hoy, el universo se contonea
Vibrando al compás de tu figura
Mientras el sol en tus ojos se mira,
la luna, esculpe tu rostro elevando la marea,
imitando tu reflejo en la mar y la laguna.
Rostro que supiste grabar
En las retinas que te miran.

   Sortilegio que embriaga infinita ternura
Entre canícula y frescura
Tu gran belleza interior.

martes, 25 de agosto de 2015

Temblor.

TEMBLOR Y RUINAS

Escucho el sonido del espacio profundo;
oleadas oceánicas se acercan a tu órbita
sentenciando el mañana.

 Océanos y mares buscan su origen,
bailando al compás de las olas
elevan plegarias de espuma.
Mientras la tierra desgarra la piel
y sesga cuerpos borrando sueños;
el mundo se vende al mejor postor.
 Las piedras vibran con el sonido de tu nombre;
impregnadas en un profundo olor a metal.
Por las calles empedradas, se pasea la tristeza,
empalando con cemento, adobe y arena
la esperanza que musita en un suspiro.

domingo, 5 de julio de 2015

En la distancia...

¡La verdadera amistad!
¡No hay distancia...
entre dos puntos 
que se unen 
en un ángulo recto!
Sin tiempo como el sol y la luna 
comparten comunión y vida plena
virtud que al alma oxigena
amor y amistad se hacen una.

 Seres que sienten en la distancia 
sin palabras amasan fortuna
unen sus almas sin duda alguna
saboreando vida en abundancia.

 Linea que une en resonancia
manos extendidas, siempre abiertas 
humildad y corazón en concordancia. 

© Mercedes Dueñas B. España. 4-7-15

jueves, 28 de mayo de 2015

Reflexiones en pergaminos.

La paz del alma es luz divina
excelso reflejo, tierna mirada.
Brillo que eleva corazones.
Bandera blanca que vuela alto.
abrazando un mundo en comunión.

martes, 5 de mayo de 2015

Las certezas y el olvido.


Las certezas 
se difuminan entre los dedos
creando un mundo paralelo.
Diminuto universo... agujero negro,


¿Qué es el olvido?

Acaso un atajo
Un aposento en la penumbra diluyendo un tiempo que nunca existió.
Tal vez la decadencia de un suspiro… línea divisoria entre estar y ser...
¡el paréntesis de un fonema o el sonido de un grafema!
Palabras que murieron de hambre
mientras las letras persisten
en el vientre de un purgatorio infame.
Confusión, deseo, ensoñación o silencios cautivos licuando restos…
sin lecho, equipaje, parada ni estación. 

El eco de la sombra.


Escucho el eco del espacio profundo
Oleadas oceánicas se acercan a tu órbita
sentenciando el mañana.

Zumbidos y ripios tintinean en tus oídos
en el pecho cuelgan relicarios muertos,
en la boca; sabor amargo.
Quisiste olvidar y zurces muros de acero
batiendo en duelo las nostalgias.
Solo el adobe persiste…
hasta que la tormenta lo reconvierta en polvo
y se pierda en cualquier rincón del cosmos
donde no hay verdades ni mentiras.
Y tal vez, solo tal vez, ya nada importa.

lunes, 4 de mayo de 2015

Homenaje y reflexión. Nepal.

A los desaparecidos en Nepal y a todos los niños del mundo.

No brota la voz en los infantes
Sólo la sal surca sus mejillas
Marcando desconcierto y terror
En sus tiernas retinas.
No reconoce la calle donde habita
Ni comprende el silencio
Del vientre que le dio vida.

Tiembla la tierra, el planeta grita
Mientras la conciencia
Sigue durmiendo en los hombres
Que humanos se denominan

Continentes en penumbra
Donde reinan amarguras
simulando cordura...
a etiquetar acostumbran.

No es asunto de colores
ni de ángeles cegadores
tan sólo del infortunio
que lacerante derrama
orden de preferencia... humana.

Cielo e infierno se unen
proclamando purgatorio
donde los hilos del tiempo 
rompen los días, extrayendo
los minutos... y la vida.

Las hebras suspiran
Construyen redes... unen latitudes,
conservan longitudes
adhiriendo instantes en sudarios infinitos... 
exento de odio, rencores y locura.

Mientras unos miran,
Otros, riegan con lágrimas 
la tierra de vivos y muertos.
El cónclave reza,
Los últimos serán los primeros.

martes, 14 de abril de 2015

Sin privilegios

En la ciénaga
el olvido desgrana
semillas muertas. 
Ya no suenan campanas
cuando el ángelus no admite plegarias.
Perdidos los privilegios...
la incomprensión, el vicio y la miseria destruyó el pedestal;
oxidado engranaje... el laberinto deglutió la ternura
mordiendo con avaricia las manos
de los huéspedes que habitaban el portal.
¡Profundo vacío domina el ruido
de la humanidad!

EL TIEMPO


El mundo gira
al compás de tus pasos
Puro reflejo...
I
Instantes... pequeños pasos,
diminutas huellas pisando pétalos,
recuerdos de antaño.. guardo.
Bebo del pozo oculto entre helechos
el suero de la verdad... aspiro su esencia,
y absorbo el aroma del rocío
entre trigales verdes y amapolas.
Escucho mis latidos y el latir del silencio
y bailo, bailo un vals, al ritmo que trinan
los jilgueros
cuando recitan mi nombre.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Haiku y Senryus. 5


Es la sonrisa
el abrigo del alma
pura caricia. 


Al amanecer
se alimentan las huertas
con luz y calor.


Bailando letras
Sin orden, paz, ni razón
Cuentan soberbia.


El menesteroso
A falta de protección
busca consuelo.

Plasman lágrimas
Reinventando destinos
Las plañideras.


El envidioso
Quebrantando la ley
reza sus salmos.

El rencoroso
Recortando estampitas
Amasa maldad.

A un dictador
Llévale la contraria
Y no lo cuentas.

El despotismo
mata, su razonamiento
Se lo merienda.

El despotismo
Junto con ilustración
Degeneración.


Entre mortales
La vida y la muerte
van de la mano.


El reino animal
su conciencia despierta
como es natural.

Haikus y Senryus. 4


Los ciegos ven
El faro que ilumina
Las dos orillas.

En primavera
Se reparten fragancias
Ricos y pobres.

Pájaros vuelan
Desnudos los árboles
Llega el invierno.

Cantan las aves
Los manantiales brotan
es la corriente.

Vuelven al nido
Renaciendo de nuevo
Las golondrinas.

Brota en la tierra
La esencia de sangre
En amapolas.

En primavera
la sabia naturaleza
Expande vida.

Brilla la luna
ilumina la noche
el sol espera.

Duerme la noche
El respeto absoluto
Despierta el día.

La abundancia
No crea necesidad
Todo es riqueza.

Bailan los juncos
Mecidos por la brisa
Siguen el cauce.

domingo, 22 de febrero de 2015

¡Libertad soy!

¡La vida es un potro salvaje
al que nunca debes 
soltarle las riendas!
Soy libertad
Piel traslucida… irisada
Buscando en la encrucijada...
como deshacer los nudos de la esclavitud.

Soy alma errante
Buscando el ritmo…instantes
Impulsos que despierten el aliento infinito
de tu bondad. 

Tus abrazos.


Son primaveras que copulan con los vientos
Floración que perfuma la vida y sus rincones
Lirios crecen entre los dedos al abrigo de tu sombra,
Tus brazos arropan… como la hoguera
que en su crepitar, alumbran los sueños en las noches oscuras,
Cuando no hay estrellas…sólo quimeras griegas.

jueves, 5 de febrero de 2015

La llama.


Invisibles,
crepitan los troncos en la chimenea.
al resguardo del glacial viento...
 espacio donde transita el silencio.

Tu llegada, hace bailar las páginas del
misterio; libro, emblema y lengua de dioses
tinta de ángeles y pluma de Querubín...
letras que no se ven, ni se leen,
se oyen... por un instante... se sienten...
en eterno acorde; palpito, bandera,
sortilegio y llave que transmuta...
 espacio infinito de la eternidad.

Bendito el que siente su vibrar
y mantiene la puerta abierta...
¡dimensiones sin maldad!

miércoles, 4 de febrero de 2015

El veneno.


No permitas que la maldad
se esconda por los rincones
invadiendo corazones.
Que gobierne tu conciencia
y no tu cabeza… ¡en caso
que la tengas!
El veneno.
Las sombras te rodean entre juncos
escarchando con aliento de tinieblas.
entre la noche y el día… despueblas
perdiendo la luz, con tu ser bayunco.

Vigilante y sibilina la conciencia,
tormentosa la selva que la habita,
simulando crespón de señorita,
ofende el honor... con apariencia.

Bífida la lengua, que sutil, se arrastra,
diminutos los bolsillos que la guardan
etiquetas con nombres que abastardan
entre caricias y mimos de madrastra.

Ponzoñoso el envase de conserva
simula lealtad en argavieso...
Elixir, que si te muerde, te envenena.

martes, 3 de febrero de 2015

La brisa.


Etérica la brisa de tu sino, 
agradecida, se derrama...
por las grietas del tiempo que te asiste
y perfuma la estancia con jazmines.
Descendiendo por los vértices del mundo
atrapa los latidos en instantes,
que erguidos, traspasan la nave del misterio, 
emigrando a la cala del deseo...
donde espera la marea prometida,
 para ensalzar el alma que te habita
y compartir el fruto prohibido.

domingo, 25 de enero de 2015

Sin etiquetas... Soy yo!


¡Se perdieron los humilladeros
al mismo ritmo que el respeto y la humildad!
¡no hay misticismo ni misterio
sólo falsa humanidad!

No me pienses parte de la nomenclatura.
Pues soy bardo libre
Conmigo mismo y mi locura.
No admito etiquetas, ni títulos nobiliarios de reliquias.
no sé si son versos
o solo alas doblegándose
en la memoria perdida...
¡recuperando el silencio!
La caricia de una partitura en blanco
Jamás escrita… reclamando justicia.
Más intensas que esas promesas de amor
dibujadas en cualquier playa a la deriva
esperando que la marea las borre, antes de ser leídas. 

viernes, 23 de enero de 2015

La luz... ¡Un rayo de sol!

"Un Rayo de Sol" Autora: Cristina Ledo
Para Cristina.
La vida es blanco y negro
¡el alma pone el color!
.
Buscando el paraíso
cabalga el esplendor... y
la esencia que te habita,
en ti, hacen comunión.

En tus ojos la belleza,
tus manos ponen la voz,
el corazón la esperanza,
tu espíritu... ¡es la flor!

Tu alma, una luz divina,
la fuerza que da color...
   con la tierra, que iluminas
vibrando en conexión.

martes, 13 de enero de 2015

¡Siempre sale el sol!

Siempre sale el Sol. Autor: Karfer Eguia.
Dulce y perfumada es la flor
que languidece en su fruto.
Fuerte y espectacular su semilla.
¡Eterna su dicha!

Millones de instantes componen la vida,
entre sueños, recuerdos, lágrimas y tormentas
regresan las mareas... al origen.
 Latidos que construyen... universos de colores,
arco-iris, si descubres el sol que en ti brilla.
¡Eterna la estrella te habita!

Fuerza que inspira camino.
Abrazo que abriga, aleteo de mariposas 
con alma de niña.
Ángeles de seda te anidan.
Esperanza que nace, al saberte reconocida
donde un nuevo sol nace cada día.


La gran Urbe

La gran Urbe, autor:  Karfer Eguia

La gran Urbe
Fiel reflejo de iris y piel,
Opaco el ser, que no lo ve.
Detrás, delante, arriba o abajo
El mundo a tus pies…
Te habla a ti, a mí.
De tú a tú, sin condiciones.
Cuenta una historia de otro tiempo
Un espacio infinito ¿tal vez, dos orillas, un mismo lado?
Mira, observa…  ¡a qué lado del cristal nos encontramos!

Fantasmas que se esconden por los tejados.
Sin reconocer si es presente, futuro, pasado…
un regalo… vaivén de holograma incorporado.
Recuerdos de sueños atesorados e implantados,
en leyenda despertaron.

Pero estar, estamos… en la gran Urbe,
Al mismo tiempo, incapaces de mirarnos y encontrarnos
Buscamos el milagro del misterio encarnado…
Un espejismo, una ilusión, un sueño, un retrato.
Historias escritas de instantes olvidados.
Que a buen seguro, en el último suspiro...
los hallamos.